La industria sustentable LEED nace en México.

El camino de la industria sustentable mediante la metodología LEED inició en nuestro país en el año 2012 con la certificación “Tenaris Tamsa Expansión”, convirtiéndose en el primer proyecto de manufacturación pesada a nivel mundial y uno de los primeros 40 en recibir esta certificación. Este recinto localizado en Veracruz logró un ahorro de más del 21% de electricidad y de más de la mitad de consumo de agua, reduciendo sus emisiones de carbono en 19%

Asimismo, en congruencia con la edificación sustentable, la empresa no se limitó a guiar sus objetivos para obtener la certificación LEED, sino también elaboraron un sistema de gestión reconocido por ISO 14001, avalando las actividades amigables del medio ambiente de la compañía.

“Los métodos de manufactura en el 2050 lucirán muy diferente a la actual […].

Las empresas exitosas serán capaces de adaptar sus infraestructuras para explotar los cambios en la tecnología a medida que la fabricación se vuelve más rápida, más receptiva y más cercana a los clientes”.

“The Future of Manufacturing”, elaborado por la Oficina Gubernamental de Ciencia, entidad del Reino Unido.

La incorporación de las herramientas tecnológicas en los procesos de transformación ha sido factor clave para la optimización de recursos, tiempos y costos en las industrias, creando productos de alta calidad y una mayor disponibilidad en el mercado. Si bien la manera de manufacturar se ha innovado, ¿por qué no también renovar la manera en que se diseñan y construyen las fábricas?

Para finales del 2018, México contaba con más de 200 proyectos industriales LEED (registrados y certificados), incluyendo instalaciones de manufactura, distribución y almacenamiento. Este rubro representa el segundo sector con mayor número de proyectos en búsqueda de esta certificación internacional, mostrando el interés en reducir el impacto ambiental de sus operaciones1.

Tenaris Tamsa Expansión

¿POR QUÉ LAS INDUSTRIAS ESTAN UTILIZANDO LEED?

MENORES COSTOS DE OPERACIÓN

La Certificación LEED se basa en buscar prioritariamente las eficiencias, es decir, maximizar los resultados mediante una menor utilización de recursos, implementando estrategias de sustentabilidad desde la etapa de diseño hasta la ocupación del mismo. Cabe destacar que estos beneficios no son exclusivos para los edificios de nueva creación, los inmuebles industriales existentes pueden apegarse a un plan LEED de operaciones y mantenimiento que les brinde importantes ahorros.


La planta “Fiat Chrysler Automobiles Trenton South Engine”, localizada en Michigan, EUA, se convirtió en la primera planta de motores para autos en conseguir la Certificación LEED Oro en el mundo. Gracias a su diseño, se redujo las emisiones de dióxido de carbono en 12,000 toneladas métricas, equivalentes a la energía de casi mil hogares, al igual que un ahorro de energía de 39%, ahorrando 1.25 millones de dólares al año.2

DETECCIÓN OPORTUNA DE IRREGULARIDADES EN SISTEMAS

El constante monitoreo, el registro de las operaciones, el mantenimiento de las instalaciones y el consumo óptimo de los recursos son actividades vitales para una fluida y rentable operación. Por esto, la Certificación LEED incluye en su escala de evaluación créditos y prerrequisitos que permiten monitorear y visibilizar el consumo de los sistemas con la finalidad de detectar oportunamente irregularidades en los sistemas energéticos o hidráulicos y, por consecuencia, una eficaz toma de decisiones.


Esta posibilidad no es exclusiva para los proyectos en construcción; si se cuenta con un edificio existente que busque incorporar una operación sustentable, la Plataforma Arc es una excelente herramienta aliada que permitirá detectar irregularidades en el ejercicio del inmueble.

MÍNIMO SOBRECOSTO

Con una firme claridad de objetivos de sustentabilidad deseados y la selección correcta de créditos aplicables al proyecto, se puede hablar de un sobrecosto bajo y un retorno de inversión más rápido que el convencional al buscar la Certificación LEED.

 

Aunado a esto, existen puntos o prerrequisitos dentro de la escala de evaluación que se pueden cumplir con un costo nulo o ínfimo, por ejemplo, la colocación de áreas de separación de residuos, destinar espacios de estacionamiento para vehículos de bajo impacto ambiental, estar localizado en un área con alta conexión con las líneas de de transporte colectivo (como metro o autobuses) o cercana a establecimientos públicos (como bancos, tiendas de conveniencia, parques, farmacias, etc), creación de políticas, entre otros ejemplos. Cada uno de estos puntos y sus alcances depende de cada proyecto.


De acuerdo a un ejercicio realizado por Turner, un inmueble industrial estimó un sobrecosto del 1.63% del presupuesto original para una certificación en el nivel Oro, cantidad que podría oscilar entre 0.8% o incluso hasta un 2.25% dependiendo de las variables3.

MAYOR PRODUCTIVIDAD

Los colaboradores que se encuentran dentro de un espacio LEED, tanto en un edificio industrial como de cualquier tipología, demuestran un incremento en sus habilidades cognitivas desembocando en una mayor productividad y una menor tasa de ausentismo y presentismo. Esto, al utilizar estrategias que incrementan la luz natural, la ventilación es renovada constantemente para mantener una tasa de dióxido de carbono mínima y utilizar materiales con una baja cantidad de compuestos orgánicos en el ambiente.


En edificios de alto rendimiento con Certificación LEED, los trabajadores han demostrado hasta un 73% en respuesta positiva ante condiciones de emergencia o críticas, al igual que un 38% de mayor índice de concentración en comparación de un edificio. Asimismo, se ha registrado una reducción de 30% en enfermedades y síntomas relacionadas con el edificio y un 6.4 % de mejora en la calidad del sueño4.

ALINEAMIENTO CON OBJETIVOS EMPRESARIALES

Dentro de las metas para alcanzar una reducción en su impacto ambiental, las industrias han fijado metas de responsabilidad social, destacando la reducción en el consumo de recursos y emisión de gases de carbono. De igual manera, las industrias han descubierto que pueden acercarse a sus metas al realizar sus operaciones en espacios que conjunten estrategias de arquitectura e ingenierías con un enfoque sustentable que produzcan eficiencias en sus operaciones.


La empresa internacional Intel ha establecido objetivos ambientales para reducir su huella ambiental, incluidas las emisiones de gases de efecto invernadero. Entre las acciones que le han permitido reducir sus emisiones absolutas de gases de efecto invernadero en casi un 50% ha sido el abastecimiento del 100% de energía verde en las operaciones en Estados Unidas, con compromiso a triplicar nuestros niveles actuales, al igual que la construcción de edificios nuevos con obligatoria Certificación LEED en su nivel Oro o superior5.

RUMBO LAS INDUSTRIAS CERO RESIDUOS.

De acuerdo al reporte The Future of Manufacturing”, elaborado por la Oficina Gubernamental de Ciencia, entidad del Reino Unido, el 2013 fue el inicio de una serie de evolución de la industria donde ha estado experimentando una etapa de cambios donde los procesos han estado buscando mayor eficiencia energética, reducción del uso de agua y una mejora de la eficiencia en el uso de la tierra. Posteriormente, en una segunda etapa de transformación de la industria (proyectado su inicio hacia el 2025) se experimentará con nuevos sistemas para la creación de productos reutilizados, refabricados, reciclados y rediseñados con recuperación en mente.

Por último, hacia inicios del 2050, se prevé un giro manufacturero que use cantidades menores de materiales y energía, donde el material no se almacena en vertederos sino que se lo mantiene en un “ciclo productivo y una integración de las fábricas de los consumidores, proveedores e instituciones académicas al ser limpias y silenciosas.

Un ejemplo de recintos de trasformación de alto rendimiento y el máximo aprovechamiento de los recursos es el campus de la Central Termoeléctrica Pesquería, ubicado en Nuevo León. Este proyecto de gran magnitud fue desarrollado con gran detalle gracias a la capacidad del trabajo simultáneo de especialistas de la empresa ubicados en México, Italia, Estados Unidos e India. Asimismo, entre las estrategias de sustentabilidad con las que posee este proyecto que incluye 5 edificios con Certificación LEED posee, se puede encontrar un tratamiento y reincorporación de 100% de las aguas residuales y de lluvia, logrando un consumo nulo del agua potable municipal.

Central Termoeléctrica Pesquería

Por: Enrique I. Betancourt

Comunicación & Imagen

Bioconstrucción y Energía Alternativa, SA de CV

[email protected]

Referencias:

1. http://www.usgbc.org/advocacy/country-market-brief
2. https://www.environmentalleader.com/2016/07/why-sustainable-manufacturing-facilities-are-green-buildings-next-big-thing/
3. https://www.usgbc.org/articles/myth-3-leed-not-worth-investment
4. http://naturalleader.com/thecogfxstudy/study-2/better-thinking/
5. https://www.intel.com/content/www/us/en/corporate-responsibility/intel-climate-change-pledge.html